NOTICIAS DEL SECTOR
Innovación
Argentina mira a China con sus alimentos orgánicos
Fuente: DIÁLOGO CHINO
Por Damian Profeta


La producción de orgánicos en Argentina es cada vez más importante de cara a los mercados internacionales y las empresas ahora se dirigen a los consumidores chinos, especialmente en medio la crisis del coronavirus. Con la mayoría de las personas en casa, hay un creciente apetito por comidas más saludables y más tiempo para cocinar. Desde peras a miel, los productores orgánicos de Argentina esperan que la demanda creciente de comida saludable se consolide luego del coronavirus.

China es un mercado con un rápido aumento en el consumo de productos orgánicos, presentes en los supermercados y mediante sistemas de suscripción que, por un monto anual, proveen periódicamente cajones de vegetales orgánicos de libre elección. Un informe del Instituto de Investigación con Big Data de JD, el gigante del comercio electrónico chino, muestra que casi el 70% de las personas relevadas compró “productos frescos orgánicos”. Además, otro reporte de la misma empresa revela que las personas de mediana edad de la clase media china prefieren productos frescos orgánicos.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio Argentino-China, sostuvo que China posee una nueva generación de adultos jóvenes que está impulsando el consumo de productos orgánicos. “Son profesionales, hijos de la prosperidad, que quieren comer alimentos saludables,” agregó. “China es un mercado para lo orgánico al que hay que prestarle atención. Va a seguir creciendo y va a ofrecer buenas oportunidades para nuestros productores. Argentina está bien conceptuada por los empresarios chinos: somos un país al que ellos llaman ‘limpio’ o ‘de cielos azules’, como Australia, Nueva Zelanda y Brasil, que son nuestros competidores”, concluyó. 

Los productores orgánicos coinciden en que China es el próximo gran mercado a conquistar con los alimentos de Argentina. “China es el objetivo y cuando se logre va a tener un impacto muy grande”, auguran desde MAPO. Si bien está trabajando para que más productores puedan homologarse, admite que para que lo orgánico argentino crezca en el gigante asiático “falta muchísimo”, ya que " todavía la oferta argentina no es tan fuerte para un destino de esa escala, necesitamos ser más productores y políticas de apoyo para el sector”, reconocen. Actualmente, Australia es el principal proveedor chino, mayormente de productos lácteos orgánicos y carnes. Le siguen Estados Unidos, Europa y Japón.

Leer la nota completa AQUI